Calienta el aceite en una cacerola grande a fuego medio. Agrega la cebolla, el ajo, el comino, el chile en polvo y la sal. Cocina los ingredientes durante 5 minutos, revolviéndolos de vez en cuando. Reserva 1 taza de frijoles. Vierte los frijoles restantes, 2 tazas de caldo y la salsa de tomate en la cacerola. Coloca la taza de frijoles y la 1/2 taza de caldo restantes en el procesador de alimentos y procesa hasta que estén bien machacados. Incorpóralos en la sopa. Deja hervir y cocina durante 10 minutos; revuelve con frecuencia. Bate la Crema Daisy y el jugo de limón en un recipiente pequeño. Adorna cada porción con un poquito de Crema Daisy y las cebollas mexicanas.